videntes buenos y baratos

La casa abandonada.

 

 

En un pueblo de la Comunidad Valenciana ocurrieron estos hechos cuya noticia llegó hasta el periódico. A mí me lo contó alguien del mismo pueblo.
Cinco chicos se reunieron en una vieja y solitaria casa abandonada en mitad de tierras de huerta con el fin de hacer espiritismo.

Lo prepararon todo, comenzaron, y como en cada sesión que se precie, uno de ellos, el portavoz, hizo la cuestión de inicio:
"Si hay alguien que te moleste aquí, dinos quien es y se irá".
El vaso indicó dos nombres, los dueños de los nombres se miraron sorprendidos y se despidieron de los otros tres. Volverían al pueblo caminando. Ya se verían más tarde.
Dejaron a los otros tres con su sesión de espiritismo y conversaron por el camino. Cuando llevaban unos cien metros andados escucharon un ruido y se giraron: la casa caía derrumbándose sobre los tres chicos que se habían quedado en la sesión espiritista.
 

 

El cementerio

 

Hola Kruela, soy una chica de (Cartagena), me llamo Desiree y voy contarte esta historia que me paso a mí y a mis amigas una noche de Carnaval. Antes de ir con la historia quisiera decir que soy una chica a la que le encantan todo lo que tenga que ver con el miedo, los espíritus, las cosas paranormales. A mi ya me ha ocurrido varias cosas la gente me dice que es un don que tengo porque puedo ver los espíritus y sentir buenas o malas vibraciones, pero bueno voy a comenzar con la historia:
Estábamos yo, mi amiga, Luci, Vania, Patrik y Paola. Era Carnaval y en el pueblo donde veraneo hay mucha marcha además la gente se queda a vivir todo el año. Pues bien, ya teníamos planeado que esa noche queríamos hacer algo interesante, y pensamos en hacer la tabla de ouija. Al principio todas íbamos muy decididas pero conforme llegaba la hora más temíamos ese momento. Bueno el caso es que a las 21:00 horas salimos del pueblo con las bicis y nos fuimos a un cementerio muy, muy lejano del pueblo que esta justo detrás de una montaña escalofriante. Cuando llegamos aun no era la hora así que comenzamos a explorar el cementerio. Cogimos las linternas y exploramos las tumbas. En aquel cementerio, las tumbas tienen el nombre, la edad y la razón de porque se ha muerto cada persona. Estuvimos leyendo algunas y habían muchas interesantes como casos de asesinatos, suicidios...

El caso es que yo tropecé con algo que estaba en el suelo. Empecé a cavar y pude ver que era una tumba enterrada era escalofriante y comencé a leer enfocando con la linterna. Aquella tumba era la de un hombre que se llamaba Lucifarto tenia 35 años y en la tumba ponía que la causa de la muerte es que era que se suicido por que los espíritus se lo mandaron. El lo tomo al pie de la letra y así fue. Lo mas sorprendente es que abajo del texto estaba el numero 666.Estaba todo oscuro, estábamos muy asustadas pero aun así quisimos seguir con el reto. Nos pusimos al lado de aquella tumba sacamos la tabla...Bueno pues invocamos a Lucifarto y nos dijo que nos fuéramos y que lo dejáramos en paz. Nosotras no le hicimos caso y seguimos insistiendo entonces fue cuando nos amenazo de muerte, rompió el vaso, la tabla salio volando...Nosotras bastante asustadas cogimos las bicicletas y nos fuimos pero vimos que la puerta estaba ¡¡cerrada!! ¿Quien la podría haber cerrado si en ese cementerio los sábados no hay guardia? Bueno el caso es que estábamos aterradas y atrapadas entonces decidimos saltar. Pero también se nos presentaron mas obstáculos .A mi amiga Yolanda no la dejaba salir estábamos ya todas fuera menos ella. No podía salir entonces nos fuimos todas a buscar a mi madre y a gente que nos ayudara y a la pobre Yolanda la dejamos sola. Fue un trauma para ella, y para todas. El caso es que cuando abrimos entre todos la puerta tampoco podía salir entrábamos y salíamos todos pero ella no podía. Todos estábamos bastante nerviosos hasta que mi madre dijo ¡bah! y cogió a mi amiga en brazos y la consiguió sacar de aquella terrible Pesadilla .Esta historia salio en el periódico del pueblo que es para todos los vecinos y nuestra foto. Desde entonces ni se nos ha ocurrido hacer la ouija ni nos hemos atrevido a acercarnos por aquel cementerio pero si que seguimos contando historias de miedo porque nos gusta sentir escalofríos. Cada vez que recordamos esta historia nos entra el terror

 

 

 

VOLVER

   

CARTA ASTRAL

INICIO

Horoscopo
Horoscopo chino
Tirada de tarot
Tirada de runas
Magia
Dias magicos
Hablan los ojos
Trece misterios
Atlantida
Nazca
Combustion espontanea
Triangulo bermudas
Piedras misteriosas
La gran piramide
Pacto con el diablo
Oracion para romper
Hechizos del tarot
Leyendas urbanas
Amuletos y talismanes
El aura
Zodiaco flores
Salud astrologia
Angeles y arcangeles
Los mayas
Feng shui
Astrologia
Sueños
Tarotistas
Gemas que curan
Velas y colores

TAROTISTAS
Rubi Tarot
Candida Tarot
Salomon Tarot>
Tito Tarot
Nerea Tarot
Brando Tarot

TEMAS
Cocina
Galeria esoterica

 

   
     

Aviso Legal | Politica de privacidad | Condiciones de Uso Web

Precio del 806: Máx. Fijo: 1,21 y Movil 1,57 Euros minuto. IVA incl. Mayores de 18 años.

91 217 61 29-: En este número fijo, puede hacer su consulta mediante Tarjeta, Mastercard y Visa.